Descubre 5 mitos y realidades sobre el metabolismo

junio 24, 2020
Metabolismo

Con frecuencia culpamos al “metabolismo lento” de nuestra incapacidad para controlar el peso. ¿Pero qué es exactamente el metabolismo? ¿Hay algo que podamos hacer para cambiar nuestro “ritmo metabólico”?

El metabolismo tiene que ver con todos los procesos químicos que tienen lugar en el organismo humano con el fin de mantener la vida. Estos procesos nos permiten respirar, bombear la sangre, mantener el cerebro funcionando y extraer energía de los alimentos,” dice Susan Bowerman, nutricionista certificada, y Directora Asistente del Centro de Nutrición Humana de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), EE.UU. y consultora de Herbalife. “El ritmo metabólico basal se refiere a la cantidad de calorías que el organismo emplea cada día en reposo, sólo para mantener funcionando los órganos vitales.”

El ritmo metabólico está relacionado directamente con la composición del cuerpo.  Aproximadamente, cada kilo de grasa que uno tiene quema sólo unas 4 calorías al día; mientras que cada kilo de masa corporal magra quema unas 28 calorías por día.

Te puede interesar: Conoce los beneficios del aceite de canola

Una gran parte de la masa corporal magra está formada por músculo, por lo tanto, si uno desea acelerar el ritmo de su metabolismo puede aumentar y fortalecer sus músculos mediante el ejercicio, y asegurarse de consumir una cantidad adecuada de proteínas con su dieta habitual. Las proteínas también ayudan a hacer crecer y mantener los músculos.

5 Mitos y Realidades del Metabolismo

Estos son los hechos en torno a cinco mitos sobre el metabolismo:

Mito: El metabolismo se hace más lento con la edad.

Realidad: La gente suele aumentar de peso con la edad, pero en general esto se debe a que las personas suelen hacer menos ejercicio, o con menos vigor que antes y eso significa que queman menos calorías por día. En consecuencia, puede ocurrir una pérdida gradual de la masa muscular, lo cual reduce la masa corporal magra y a su vez hace más lento el ritmo metabólico.

El ejercicio cardiovascular (ejercicio aeróbico) para quemar calorías y el entrenamiento con pesas (ejercicio anaeróbico) para aumentar o mantener la musculatura son recursos muy valiosos para evitar el aumento de peso con la edad.

Mito: Usted no puede cambiar el metabolismo que ya tiene.

Realidad: Aunque puede parecer que hay personas que comen a toda hora y nunca parecen aumentar de peso, lo más probable es que naturalmente seleccionen alimentos más saludables y menos calóricos.  Muchos de estos “afortunados” también queman más calorías sencillamente porque se mueven más: se desplazan más, o se levantan de sus escritorios con frecuencia durante el día para estirarse, o cruzan el pasillo para hablar con un colega en lugar de enviarle un mensaje por correo electrónico.

De modo que si ha tomado la resolución de acelerar su metabolismo aumentando su musculatura, ejercite más esos músculos moviéndose frecuentemente durante todo el día.

Te puede interesar: Rhodiola rosea: un adaptógeno para enfrentar el estrés

Mito: Uno quema más calorías al digerir comidas y bebidas heladas que si se consumen calientes o a temperatura ambiental.

Realidad: En un laboratorio, se han medido incrementos muy ligeros en la combustión de calorías en personas que toman bebidas muy frías. Pero el cambio es demasiado pequeño (unas 10 calorías quemadas más al día) para tener un impacto significativo en la pérdida de peso.

Te puede interesar: Conocer el origen de los alimentos: la demanda del consumidor

Mito: Si uno reduce las calorías, el ritmo metabólico se hace lento, por lo tanto, ¿qué sentido tiene?

Realidad: Es cierto que el ritmo metabólico puede hacerse un poco más lento cuando se reducen las calorías, ya que la tendencia natural del organismo es tratar de conservar las calorías todo lo posible.

Pero esas disminuciones son relativamente pequeñas, y si uno está más activo al perder peso, puede compensar esos pequeños cambios.  La combinación de dieta y ejercicio, permite preservar la velocidad a la que el cuerpo quema calorías.

Mito: Si uno deja de comer por la noche, cuando el metabolismo es más lento, perderá más peso.

Realidad: Cuando las personas pierden peso porque dejan de comer después de cierta hora, es solamente porque han reducido su consumo general de calorías, no porque estén ingiriendo sus calorías a una hora más temprana.  Consumir todas sus calorías antes de que el sol se ponga no acelerará la pérdida de peso a menos que uno también consuma menos calorías de las que necesita.

Te podría interesar