Beneficios de la inulina enriquecida con oligofructosa

junio 14, 2020
Beneficios de la inulina enriquecida con oligofructosa

Numerosos estudios fueron realizados con la inulina enriquecida con oligofructosa y otros tipos de alto desempeño de prebióticos Orafti. En este artículo, se omiten marcas registradas e informaciones específicas de formulaciones en favor de los términos genéricos inulina y oligofructosa, también llamados genéricamente de fructooligosacáridos (FOS).

Este artículo describe los resultados de estudios sobre el potencial de la inulina y de la oligofructosa como prebióticos para mejorar la alimentación, además de los beneficios a la salud ya bien establecidos de las fibras alimentarias en general, que la inulina y la oligofructosa también ofrecen. Las investigaciones recientes se concentraron sobre los beneficios de estos ingredientes no sólo para los adultos, sino también para los jóvenes y ancianos, con resultados positivos similares.

 

Beneficios de la inulina enriquecida con oligofructosa en los niños

La leche materna es el alimento ideal para un bebé -recomendado inclusive como única fuente alimentaria hasta los seis meses de edad por el Ministerio de la Salud y también por la Organización Mundial de la Salud (OMS)-. Algunas mujeres, no obstante, no consiguen amamantar, y otras prefieren no hacerlo por una serie de motivos.

El objetivo de las fórmulas infantiles es llegar lo más próximo posible de la leche materna para apoyar de la mejor forma la salud, el desarrollo y el bienestar.

Una de las principales diferencias entre la leche materna y las fórmulas infantiles es que, con el amamantamiento materno, hay una predominancia de bifidobacterias en el colon. Esto indica que la leche materna contiene compuestos bífido-estimulantes. Se cree que estos sean oligosacáridos, una clase de compuestos que incluyen la inulina y la oligofructosa.

En bebés, se estima que las bifidobacterias tienen un papel importante en el desarrollo de las funciones inmunológicas de los intestinos y los protegen de los microorganismos perjudiciales. Es sabido que los bebés alimentados con leche materna son generalmente más sanos que los alimentados con fórmulas infantiles estándar. Hay un consenso creciente entre los investigadores de que las bacterias intestinales tienen un papel importante en esto. Las bifidobacterias pueden tener un papel importante en la etapa inicial de la vida, al inhibir las bacterias putrefactivas y patogénicas, evitando nuevas colonizaciones y el crecimiento de las colonias ya presentes.

Estudios realizados a lo largo de la última década indicaron los siguientes beneficios de la suplementación de la alimentación de bebés y niños con inulina y oligofructosa (inclusive en combinación con otros oligosacáridos):

– Un aumento en los niveles de bifidobacterias (numerosos estudios).
– Mantención de altos niveles de bifidobacterias colónicas después de tratamiento con antibióticos sin síntomas digestivos.
– Características de las heces (frecuencia y consistencia) mucho más parecidas a las de los bebés alimentados con leche materna que las de los alimentados con las fórmulas infantiles estándar, sin inulina.
– Habilidad de estabilizar la composición de la microflora intestinal.

En un importante estudio aleatorio, controlado con placebos, fueron observados beneficios muy significativos en niños que están comenzando a caminar, cuya alimentación fue suplementada con oligofructosa. Hubo una notable disminución del número de síntomas gastrointestinales, generales y relacionados, en el grupo que recibió el suplemento, como vómitos, regurgitación y malestar general. Además, hubo disminución de fiebres relacionadas como un indicador de la severidad de los episodios de diarrea y de necesidad de consultas médicas durante dichos episodios. Se registró también una tasa reducida de ausencias en las guarderías debido a enfermedad y un uso reducido de antibióticos. Las implicaciones como un todo fueron que la suplementación contribuyó para un mejor mecanismo de defensa intestinal y bienestar.

Otro estudio demostró que la inulina y la oligofructosa trabajan para ayudar a mejorar el desarrollo de anticuerpos en niños que están comenzando a caminar, que recibieron la vacuna contra el sarampión. Otro, mostró una disminución significativa en diversas condiciones pediátricas como diarrea, vómitos, fiebre y flatulencia.

Otro estudio de intervención mostró una gama de beneficios de la alimentación enriquecida con oligofructosa, como:
 Una caída rápida y significativa en el número de horas que el bebé lloraba por día.
 Una disminución significativa de la constipación, del número de bebés con hipertonía y de episodios de regurgitación.
 Una evaluación final más favorable tanto de parte de los padres como de los pediatras.

 

Beneficios para los adolescentes

Estudios demostraron el potencial de la inulina y de la oligofructosa, especialmente de la inulina enriquecida con oligofructosa, para mejorar la absorción de calcio y la mineralización ósea en jóvenes adolescentes. La Facultad de Medicina Baylor realizó una investigación con la intención de estudiar si la inulina y la oligofructosa podrían aumentar la retención del calcio en los huesos.

Durante el período de un año, la retención y acreción de calcio en los huesos fueron aumentadas en hasta 15 % en el grupo que recibió el suplemento con la inulina enriquecida con oligofructosa, en comparación con el grupo de control. El suplemento también aumentó de forma significativa la densidad mineral ósea.

La absorción de una cantidad adecuada de calcio es particularmente importante durante la adolescencia para poder obtener un pico de masa ósea ideal. Garantizar que la cantidad máxima de calcio sea retenida en los huesos en la vida adulta debería reducir el riesgo de desarrollar patologías como la osteoporosis en edades más avanzadas.

 

Prevención del aumento excesivo de peso

Estudios demostraron que incluir la inulina y la oligofructosa en la alimentación ayuda a modular los niveles en sangre de poderosas hormonas involucradas en la regulación del apetito. Investigaciones subsiguientes demostraron que la oligofructosa aumenta la saciedad mientras que reduce el hambre y la consecuente ingestión de alimentos. Un estudio reciente analizó los efectos de la suplementación con inulina enriquecida con oligofructosa sobre el control del peso en adolescentes no obesos de 9 a 13 años durante el período de un año3. Además de aumentar la densidad mineral ósea, fue interesante notar que el incremento del Índice de Masa Corporal (IMC) durante este año de intervención fue mucho más bajo en el grupo que consumió el suplemento en comparación con el grupo de control.

El peso corporal y la masa de grasa corporal fueron también significativamente más bajos en el grupo que tuvo el suplemento que en los grupos de control. El beneficio fue mayor en la presencia de un consumo adecuado de calcio. Otro hecho digno de nota fue que en el período de acompañamiento posterior, la diferencia en el IMC entre los dos grupos fue mantenida y hasta aumentó, aun después de la finalización de la suplementación por un año entero.

Este estudio demuestra el potencial de la suplementación alimentaria con inulina y oligofructosa para beneficiar la modulación del IMC y los cambios en la composición del organismo durante el crecimiento en la pubertad y para evitar un aumento de peso indeseable durante esta etapa crítica de la vida.

 

Inulina enriquecida con oligofructosa en adultos

En adultos, la inulina y la oligofructosa son, de lejos, los ingredientes prebióticos mejor establecidos científicamente en el mercado. En diciembre de 2007, diversos estudios de intervención humana confirmaron de forma significativa su efecto prebiótico en adultos.

Este equilibrio digestivo mejorado es responsable por la mayoría de sus beneficios positivos para la salud. Los estudios de intervención humana muestran que, con el consumo regular de un suplemento de inulina y oligofructosa:
• Las bifidobacterias benéficas en el intestino son estimuladas y aumentan en cantidad de cinco a 10 veces.
• El nivel de organismos perjudiciales en el trato digestivo, como la clostridia, es reducido.
• Las bifidobacterias previenen la colonización del intestino por los patógenos, creando un efecto de barrera y también producen una gama de ácidos grasos de cadena corta que bajan el pH general del sistema digestivo.
• La disminución del pH en el colon también demostró facilitar una mayor absorción de calcio y magnesio en el organismo.

Un sistema digestivo más saludable promueve una mayor sensación de bienestar. Todo el organismo de una persona puede tornarse más saludable, con efectos positivos sobre el desempeño del humor y de la mente. Evidencias científicas recientes indican que la suplementación con inulina y oligofructosa aumenta la saciedad, haciendo que las personas se sientan satisfechas por más tiempo, ayudándolas a evitar meriendas con muchas calorías. Adicionar inulina y oligofructosa a la alimentación aumenta los niveles de bífidobacterias, que ayudan a reforzar las defensas naturales del organismo, un aspecto importante de la protección del sistema digestivo.

Las investigaciones mostraron el papel importante que la fibra prebiótica tiene al mejorar la salud digestiva y su eficiencia. Los resultados del Proyecto SYNCAN, patrocinado por la Unión Europea, indicaron que una suplementación simbiótica, con la combinación de inulina y oligofructosa con probióticos (bacterias benéficas), reduce los biomarcadores clave del riesgo de cáncer colo-rectal (CCR), específicamente en individuos con alto riesgo.

Voluntarios con riesgo de cáncer de colon (sean ellos pacientes que ya fueron tratados antes de cáncer de colon o voluntarios saludables que ya tuvieron pólipos intestinales removidos) tomaron un placebo o un suplemento simbiótico diario (inulina/oligofructosa combinada con dos cultivos probióticos). Después de 12 semanas, fueron realizados tests para establecer cambios en los marcadores de riesgo de cáncer de colon. Los pacientes del grupo simbiótico experimentaron reducciones dramáticas en los marcadores de riesgo clave. Por ejemplo, el daño al DNA del tejido de las mucosas disminuyó y el movimiento de las células fue normalizado.

Los investigadores concluyeron que un suplemento simbiótico diario tiene un impacto favorable sobre diversos marcadores prematuros del riesgo de cáncer de colon.

 

La tercera edad

Un creciente volumen de informaciones sobre las complejas conexiones entre alimentación y salud muestra la importancia de una alimentación correcta para moderar los efectos del envejecimiento en general y el envejecimiento digestivo en particular. El envejecimiento digestivo puede ser un concepto nuevo. Los investigadores identificaron cambios específicos en el equilibrio de los micro organismos digestivos que probablemente son parcialmente responsables por algunos de los crecientes problemas digestivos, muy comunes en edades avanzadas.

Los resultados del proyecto en gran escala Crownalife, mostraron que los ancianos pueden beneficiarse con la suplementación con inulina y oligofructosa. Importante iniciativa patrocinada por la Unión Europea, este estudio examinó la composición bacteriana de los intestinos de personas saludables de 65 años de edad o más, en comparación a adultos saludables más jóvenes, del rango etario de 20 a 45 años. Los investigadores evaluaron cambios relacionados con la edad en la composición de la microflora y sus efectos sobre la salud y el bienestar. Ellos compararon una gama de parámetros de bienestar y salud relacionados con la calidad de vida de los ancianos.

Conforme las personas envejecen, los niveles de bacterias benéficas en el intestino tienden a disminuir, colocando a los ancianos bajo un riesgo mayor de contraer enfermedades y malestar gastrointestinales. Los investigadores también evaluaron el impacto de una suplementación simbiótica sobre esta población más anciana. Los resultados indicaron que el nivel de bifidobacterias aumentó significativamente en los voluntarios que tomaron el suplemento y que sus hábitos de evacuación y su bienestar en general mejoraron.

Existen amplias evidencias de que mantener un tracto digestivo saludable, comenzando por un equilibrio positivo de microorganismos, es vital para mantener una buena salud y vitalidad a cualquier edad. Especialmente cuando envejecemos, un sistema digestivo más saludable trae consigo una sensación definida de bienestar personal y calidad de vida. Una dieta inteligente está en el centro de todo esto.

Otros estudios clínicos sugirieron que la suplementación con inulina enriquecida con oligofructosa puede ayudar a mejorar la absorción mineral y tiene un impacto sobre el fortalecimiento de los huesos en mujeres en la posmenopausia. Esta es un área promisoria para futuras investigaciones. Estudios como este y el Crownalife muestran que formular alimentos con la incorporación de ingredientes prebióticos puede proporcionar beneficios clave para ancianos, ofreciendo una contribución para una mejor calidad de vida para millones de adultos en la tercera edad.

 

Comercialización de los beneficios

La inulina y la oligofructosa están naturalmente en muchos alimentos comunes. Estos prebióticos poseen tanto beneficios tecnológicos como también sólidos beneficios para la salud, que apoyan las alegaciones de valor agregado en su función estructural. Estudios de intervención humana repetidamente demostraron que prácticamente todo el mundo puede beneficiarse con un consumo mayor de inulina y oligofructosa. La habilidad de comprobar beneficios específicos para la salud para los consumidores representa una herramienta de marketing potencialmente importante para los fabricantes de productos.

La habilidad de extraer ingredientes alimenticios saludables como la inulina y la oligofructosa de sus fuentes naturales permite que los fabricantes de productos para consumo incluyan la fibra prebiótica en una amplia gama de alimentos sin afectar de forma adversa el sabor o el paladar. Estos ingredientes no sólo tienen pocas calorías, sino que su nivel de dulzura también ayuda en formulaciones con tenor de azúcar reducido.

La inulina y la oligofructosa pueden ser utilizadas para sustituir la grasa y/o el azúcar, sea aisladas o en combinación con edulcorantes intensos. La tendencia mundial es un aumento del número y variedad de productos que ofrezcan beneficios prebióticos. Esto podría garantizar un impacto positivo creciente sobre diversos temas relacionados a la salud pública en el futuro.

Fuente: Beneo.

Solicite las referencias a [email protected]

Te podría interesar